Gay Ecuador
Comunidad Gay

¿Por qué me preocupa la sexualidad de mi hijo?

“Soy padre y soy gay. ¿Por qué me preocupa tanto la sexualidad de mi hijo?”

Seguramente les pasó cuando salieron del closet que su papá, mamá o alguien de su familia se llevó un disgusto. Y no tanto por homofobia como por temor a que sufriéramos el rechazo social, a que alguien nos discriminara o nos hiciera daño.

A mi en lo personal siempre me pareció una excusa. Pero ahora que soy padre y miro a mi hijo me pregunto, ¿y si fuera gay? ¿Y si viviera el rechazo social? ¿Y si algún día por ir de la mano de un chico alguien le gritara algo o le hiciera daño? A veces lo veo en televisión, una agresión al grito de “maricón” a algún adolescente.

 

Por esto quisiera compartirles un testimonio de un hombre estadounidense que Huffington Post tradujo y que comparto aquí con ustedes:

La historia de BJ Barone

Cuando era pequeño, la mayoría de mis amistades eran chicas, lo cual sigue cumpliéndose a día de hoy. Por el motivo que sea, me siento más seguro y relajado entre mujeres que entre hombres.

Sigo teniendo conmigo a la mujer más increíble de mi vida y mi mejor amiga hasta el día de hoy ha sido una mujer que conocí hace 35 años en un campamento de verano. Por desgracia, cuando era un niño pequeño me enseñaron que tener amigas era algo malo. Me solían decir que solo los homosexuales o “mariquitas” juegan con chicas. Mi madre me dio mucho la vara sobre todas estas “novias” mías y, aunque ahora sé que solo intentaba protegerme de un mundo cruel, no me resultaba tan obvio entonces.

Me provocó mucho estrés cuando era niño. ¿Por qué no podía ser amigo de quien me apeteciera? ¿Por qué era algo malo tener amigas? Desde que tengo memoria, recuerdo que les pedía a mis amigas que fingieran ser mis “novias” para que mi familia y amigos no sospecharan que era gay. Fue algo duro para un niño pequeño tener que empezar a cuestionarse su sexualidad y no sentirse bien consigo mismo por ello.

Familia
BJ Barone y “novia” a la derecha

Ser gay en los años 70 no era sencillo, ni tampoco durante las décadas previas, por las mismas razones. Crecí justo cuando comenzó el movimiento por los derechos de los homosexuales, entre los disturbios de Stonewall en el 69 y la redada contra los gays en las saunas de Toronto en 1981. Por no mencionar la epidemia de VIH entre gays a finales de los 80. No fue una gran época para ser gay, pero recuerdo que fue una época con esperanza.

¿Y nuestros derechos?

No había derechos para los homosexuales, ni matrimonio homosexual ni posibilidad de tener hijos.

Mi madre hizo todo lo que pudo para intentar que fuera heterosexual, pero tener más amigos varones no te hace ser más hetero. Mi familia, en especial mi mamá hizo lo mejor que pudo con la información de la que disponía. Sé que no intentaba hacerme daño, sino protegerme. 

Había muy poca gente “fuera del closet” por entonces, al menos que yo supiera, y era inaceptable llevar un estilo de vida homosexual.

La vida como padres

Cuando empezamos a planificar el cuarto cumpleaños de mi hijo Milo, le preguntamos a quién quería invitar y lo primero que dijo fue: “¡Solo a chicas!”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

My life. #Repost @familyisaboutlove with @get_repost ・・・ We are thankful that we can travel together as a family, that we are able-bodied enough to explore magnificent places, and that we are fortunate to have jobs that allow us to to get a way. Both of us have a passion to travel and love to experience different cultural traditions, try different foods and meet new people. We hope that Milo will continue with this and have a better understanding how people live, coexist with one another and how communities are a vital part of any family.It definitely takes a village! All families are create different but they all have love to share with each other! #FamilyIsAboutLove . . . . #familyisaboutlove #gaydad #gaydads #loveislove #lgbtfamily #lgbt #twodads #family #equality #proud #prouddads #modernfamily #gaydadsofinstagram #gayfamiliesofinstagram #gayparenting #love #gayswithkids #somefamilies #samesexparents #gayswithstories #loveislove #wearefamily #ForeverProud #gaydadbloggers #bloggers #dadbloggers #surrogacy #torontodads #milohuxton

Una publicación compartida de BJ Barone (@bjbarone) el

Ahora sabemos que la mayoría de sus amigos en la guardería son chicas, pero aun así me sorprendió. Seguidamente, lo siguiente que salió de mi boca fue: “¡Pero no puedes invitar solamente a chicas!”. ¿Por qué lo diría? ¿Cómo me transformé en mi madre en ese momento? 

Familia
BJ Barone – Fiesta por el cuarto cumpleaños de Milo

Esta conversación debería haber terminado ahí, y ahí terminó para Milo, pero no para mí. Es decir, Milo podía estar simplemente emulando a sus papis, porque al fin y al cabo todo el mundo necesita contar con muchas mujeres en su vida.

Las interrogantes como padres

¿Tan profundo habían calado las ideas de mi madre que, de algún modo, me habían lavado el cerebro? No lo creo. Debía tratarse de algo distinto. ¿Podía ser que me preocupara que esto fuera una señal de que era gay? 

No es una pregunta fácil de responder. ¡Pero los tiempos han cambiado! Es decir: estoy casado con un hombre maravilloso, hemos tenido un hijo mediante gestación subrogada, nuestra familia y nuestros amigos nos aceptan y tenemos una página web que defiende el hecho de que una familia consiste en el amor (Family Is About Love). Entonces, ¿por qué me preocupa si Milo simplemente tiene amigas o si es gay?

Era un pensamiento aterrador viniendo de un hombre gay, y aún más aterrador si se decía en voz alta: ¿Quiero que mi hijo sea gay?

Sigo deseándole la mejor vida posible a mi hijo, al igual que cualquier otro padre a sus hijos. No puedo evitar reflexionar en mi problemático pasado y preguntarme si querría que Milo pasara por lo mismo. Sé que su vida será muy distinta de la mía, pero a veces no puedo evitarlo.

Una familia consiste en el amor

Lo que Milo sí encontrará en sus papis son dos mentes abiertas y dos padres que lo van a apoyar en todo. Recordé lo primero que le dije cuando nació, mientras me limpiaba las lágrimas de los ojos tras haberlo sujetado contra mi corazón: “Te voy a querer siempre sin importar lo que suceda ni la persona que seas”.

Necesito recordarme que solo porque una vida sea “más sencilla” no significa siempre que sea mejor. Me alegro de no haber tomado el camino fácil, y aunque tardé más que otras personas en aceptarme a mí mismo, me ha hecho más feliz. Quiero que Milo sea feliz pase lo que pase, y ya sea gay, heterosexual o algo en medio, siempre estaré aquí para quererle, decida tener amigas o amigos”.

Una versión previa de este blog fue publicada en inglés en Gays With Kids y en Family Is About Love.

Artículos relacionados

¿Enamorado de un hetero?

Editor

Profesor gay amenazado de muerte por los padres de sus alumnos

Editor

Pastor cristiano que curaba la homosexualidad se casa con un hombre

Editor

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más